Cuentan los que saben que el jugador del Atlas, Rafael Márquez, tiene más problemas en Estados Unidos.

Resulta que su ex esposa Adriana Lavat lo acusa de no cumplir con el pago de la pensión de sus hijos Santiago y Rafael, la cual asciende a 10 mil dólares mensuales.

Supuestamente Rafa no ha pagado desde hace tres meses la pensión, por lo que se interpondrá una denuncia en una corte de Miami.

Personas allegadas al defensa mexicano aseguran que el problema se debe a que no puede realizar transferencias a Estados Unidos por las investigaciones judiciales que enfrenta.

Todo indica que Rafa tendrá otro dolor de cabeza en los próximos días.