Luego de determinarse que los añadidos que se hicieron al colegio Enrique Rébsamen provocaron en gran medida el colapso del edificio administrativo, un juez de la Ciudad de México giró orden de aprehensión contra el Director Responsable de Obra (DRO), Juan Apolinar Torales, quien supervisó dichas adecuaciones.

El delito que se le imputa al DRO es el de homicidio culposo por haber autorizado el funcionamiento del plantel escolar ubicado en la colonia Nueva Oriental Coapa, delegación Tlalpan, donde el pasado 19 de septiembre murieron 26 personas, 19 de ellas menores de edad.

De acuerdo con los peritajes realizados al inmueble, el penthouse que Mónica García Villegas –dueña y directora del colegio– mandó construir en el cuarto nivel del edificio administrativo provocaron el derrumbe.

A la fecha no se ha cumplido la orden de aprehensión en contra de García Villegas.

Ayer, dos semanas después de la detención del empresario Jaime Smith Ríos por el colapso del edificio de Zapata 56, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina aprehendió a otras dos personas por las afectaciones que tuvo el inmueble ubicado en Eje Central Lázaro Cárdenas 418, colonia Portales Norte, tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

La dependencia ejercitó acción penal contra el director responsable de obra (DRO) y el corresponsable en seguridad estructural, por otorgar las responsivas correspondientes sin apegarse a la licencia de construcción ni a las normas vigentes.

Aún hay cuatro órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar, que se desprenden de las 171 carpetas de investigación que se tienen abiertas con relación a 166 inmuebles por delitos como fraude, homicidio doloso y cambio de uso de suelo, entre otros.

A la fecha, la PGJ tiene abiertas 194 indagatorias relacionadas con edificaciones dañadas por el sismo, 137 de ellas por oficio y 57 por denuncia.