SONY DSC

 

 

Por La Razón

El alcalde de San Buenaventura, Coahuila, Óscar Flores Lugo, en aparente estado de ebriedad exigía la pronta liberación de dos de sus amigos, luego de ser aprehendidos por las autoridades, lo que originó una gresca entre él y los elementos policiales.

En el video difundido por Vanguardia, se puede observar que a pesar de las dificultades para hablar y caminar del funcionario, ordena a los policías estatales poner en libertad a sus amigos.

“Yo estoy autorizando que se vaya, ¡a la chin….! ¡Yo soy el alcalde!”, gritó a uno de los agentes.

“No, no, no. ¡El que manda aquí en San Buena soy yo cabr..!”, insistió el alcalde justo antes de ser sometido por los elementos de seguridad.

La captura de los “amigos” del alcalde, Óscar Flores, derivó de un operativo en el bar conocido como “La Roca”, del que uno de sus conocidos es propietario.

En 2015, Óscar Flores Lugo fue denunciado ante el congreso local por aumentar en 800 por ciento la tasa de impuestos municipales, como el del predial, sin la autorización correspondiente del Poder Legislativo.


El edil priista conocido como “La Pólvora” informó que el problema se originó porque los policías de Fuerza Coahuila realizaron un operativo en la Zona de Tolerancia e intentaron obligar al director de Protección Civil, Isaí Alvarado Acosta, a clausurar algunos bares y salones por no contar con el plan de contingencias.

Como Alvarado se negó a proceder al cierre de los establecimientos porque aseguró que todos entregaron en tiempo y forma los documentos, los elementos estatales detuvieron a los encargados y clientes para posteriormente llevarlos a las instalaciones de Seguridad Pública.

Fue cuando Flores Lugo llegó a la comandancia y enfrentó a los elementos de Fuerza Coahuila, ordenándoles que se retiraran y dejaran libres a los detenidos.

Elemento de Fuerza Coahuila derriba al alcalde de San Buenaventura por oponerse a una clausura
“Sí había tomado porque me encontraba en una reunión familiar, pero me hablaron por teléfono y me comentaron todo el problema, también querían detener al director de Protección Civil y consignarlo al Ministerio Público por obstrucción del operativo porque se rehusó a cerrar los bares, por eso decidí presentarme y solucionar el conflicto”, comentó el alcalde.

El altercado fue grabado con el celular de un elemento de Fuerza Coahuila, el cual muestra al presidente municipal en estado inconveniente y molesto por la situación. “Yo estoy autorizando que se vayan a la chingada”, ordena el edil, “El que manda aquí en San Buena soy yo cabrón”. Segundos después un policía estatal lo somete y derriba para terminar la discusión.

“La Pólvora” aceptó que cometió un error al comportarse de manera prepotente con los elementos, sin embargo, dijo que los volvería a enfrentar si violan los derechos de los sambonenses.