Un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter sacudió este domingo el noreste de Irak, cerca de su frontera con Irán, y causó la muerte de más de 60 personas.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo se registró a las 18:18 (hora GMT) y su epicentro se situó cerca de la ciudad de Halabja, en la región del Kurdistán fronteriza entre los dos países, y a una profundidad de 33,9 kilómetros.

Al menos 61 personas fallecieron en la provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán, según confirmaron los servicios de emergencia.

Asimismo, anunciaron que había más de 300 personas heridas, por lo que la cifra de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas.

Las tareas de rescate se están viendo obstaculizadas por el corte de algunas carreteras rurales, que impide llegar a poblaciones afectadas. Además, las comunicaciones telefónicas y el sistema eléct

Una tienda dañada por los daños del terremoto en Halabja, Irak.

rico quedaron interrumpidos en algunas ciudades.

Muchos habitantes de esta área salieron a las calles ante el temor de que se derrumben los edificios.

En Irak, el ministro de Salud del gobierno regional del Kurdistán dijo que al menos 4 personas murieron y docenas fueron heridas.

La ciudad de Darbandikhan fue la más dañada, donde su hospital principal también fue afectado y no tiene electricidad, según el funcionario citado por la agencia Reuters.

Mapa de la zona donde afectó el terremoto entre Irak e Irán

El terremoto se sintió en grandes núcleos como Kirkuk, Erbil o la capital iraquí, Bagdad, así como en varias provincias iraníes.

La Media Luna Roja de Irán confirmó en la televisión estatal que varias poblaciones quedaron sin suministro eléctrico y equipos de rescate fueron enviados a las áreas más afectadas.