El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en Campeche, Ernesto Castillo Rosado, dijo hoy desde la tribuna legislativa que, si los candidatos presidenciales son sometidos a exámenes antidoping, el de su partido, José Antonio Meade Kuribreña, “sería el primero en dar positivo”.

De acuerdo con la agencia apro, el comentario del también líder de la fracción priista en la sesión del Congreso le valió el reproche de las otras bancadas que lo tildaron de “oportunista”, pues originalmente subiría a la tribuna sólo para dar el pésame por la muerte de la diputada Ana Graciela Crisanty Villarino, quien fue dirigente estatal del PRI en el anterior sexenio y falleció el pasado sábado a consecuencia de un derrame cerebral.

Ya en la tribuna, Castillo Rosado se salió del guion y terminó atacando al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y lisonjeando a Meade, pero se autogoleó.

Primero arremetió contra el virtual candidato de Morena a la Presidencia de la República por su reciente insinuación de dar amnistía a los capos del narcotráfico para terminar con la violencia en el país.