El libro Fuego y furia, dentro de la Casa Blanca de Trump, que salió publicado el pasado viernes y que se mantiene desde entonces en el primer lugar de ventas de Amazon, describe cómo Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional, despedido por mentir sobre sus lazos con Rusia, recibió dinero de Moscú para la campaña.

“Mike Flynn, futuro asesor de Seguridad Nacional de Trump, que se convirtió en acto de apertura de Trump en los mítines de campaña y a quien Trump gustaba oír quejarse de la CIA y el infortunio de los espías estadounidenses, había sido informado por sus amigos que no había sido buena idea recibir 45 mil dólares de los rusos para un discurso. ‘Bueno, sólo sería un problema si ganamos’, les aseguró”, relata el texto.

El libro, desde ya uno de los best-sellers de 2018, narra cómo ni siquiera el propio Trump confiaba en una victoria electoral tras postularse, con la única ambición de dar notoriedad a su figura. Wolff ha recopilado más de 200 entrevistas para dar forma a una obra que, sin embargo, no ha estado exenta de críticas por ciertos aspectos inexactos o excesivamente dependientes de las deducciones del autor.

El dato

El libro alcanzó el número 1 en la lista de libros más vendidos de Amazon, el miércoles, y se ha mantenido allí desde entonces. Una librería en Washington incluso celebró una fiesta de lanzamiento de medianoche para avisar a todos.

“Amigo de mucho tiempo de Trump, a Roger Ailes [ejecutivo de Fox] le gustaba decir que si quería una carrera en la televisión, la primera carrera era ser presidente (…) Él saldría de esta campaña, aseguró Trump a Ailes, con una marca mucho más potente y oportunidades incalculables. ‘Esto es más grande de lo que jamás soñé’, dijo a Ailes en una conversación, una semana antes de la elección. ‘No pienso en perder, ya que no estoy perdiendo. Hemos ganado totalmente’, se lee en un fragmento del texto.

El plan del multimillonario inmobiliario tras perder las elecciones estaba definido: “Trump sería el hombre más famoso en el mundo y un mártir de la corrupta Hillary Clinton. Su hija Ivanka y su yerno Jared se transformarían de niños ricos relativamente oscuros en celebridades internacionales y embajadores de la marca. Steve Bannon se convertiría en el jefe de facto del movimiento Tea Party. Kellyanne Conway sería una estrella de noticias por cable. Reince Priebus y Katie Walsh obtendrían el respaldo del Partido Republicano. Melania Trump podría volver a almorzar sin llamar la atención”, escribe el comunicólogo.

Wolff asegura que la idea más importante de su libro, de que Donald Trump está incapacitado para ser presidente de Estados Unidos, está lo suficientemente cimentada. “Está bastante claro que hay un efecto muy claro de que ‘el emperador está desnudo’”, declaró a la BBC Radio en una entrevista emitida el pasado sábado.

“Si se dio cuenta de que era una entrevista o no, eso no lo sé, pero sin duda no fue extraoficial”, aseguró Wolff en declaraciones a la NBC. “Hablé con él después de la toma de posesión, sí. Y ya había hablado con él, pasé unas tres horas con el presidente durante el transcurso de la campaña y en la Casa Blanca”, explicó.

Récord en ventas. Michael Wolff, el autor del polémico libro, agradeció el pasado viernes al presidente Donald Trump por impulsar las ventas. “¿A quién envío la caja de bombones?”, preguntó sarcásticamente el periodista en declaraciones al programa Today Show de la NBC.

Su libro Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump, que retrata a Trump como un hombre infantil e indisciplinado que no ganó las elecciones, provocó la furia del presidente y su entorno contra su excolaborador Steve Bannon, quien hizo extensas declaraciones al autor, en las que habló despectivamente del magnate y su familia.

Trump aseguró que el libro estaba repleto de “mentiras, tergiversaciones y fuentes inexistentes”. También halló un nuevo mote para Bannon: “Steve, el Torpe”.

El outsider defiende su sanidad mental

El presidente estadounidense, Donald Trump, se consideró a sí mismo la noche del sábado “no como inteligente, sino como un genio… y un genio muy estable”, en medio de la polémica generada por un explosivo libro publicado la víspera y que siembra dudas sobre su salud mental.

En una serie de tuits, Trump escribió: “a lo largo de mi vida mis dos grandes valores han sido la estabilidad mental y ser, algo así como realmente inteligente”.

“Pasé de ser un MUY exitoso hombre de negocios, a una estrella de la televisión a presidente de Estados Unidos (en mi primer intento). Creo que eso me calificaría no como inteligente, sino como genio… y un genio muy estable!”, agregó el outsider.

La Casa Blanca estuvo luchando estos días para impedir —sin éxito— la publicación del libro Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump, del periodista Michael Wolff, disponible sólo en inglés y que finalmente salió a la venta el viernes de forma adelantada por la gran expectativa que había generado.

El libro, que siembra una serie de dudas sobre la estabilidad mental del mandatario, se agotó rápidamente en las librerías en Washington. Trump lo ha catalogado como un texto “falso” y “lleno de mentiras”.

En Fuego y Furia, el periodista Michael Wolff afirma que Trump no está en sus cabales para ser presidente. Citando a sus trabajadores, lo pinta como desinformado y errático. Incluso tiene pérdidas de memoria, afirma. En una entrevista en la televisión, el autor afirmó que todos dijeron que “es como un niño” que precisa “gratificación inmediata”.

Con información de agencias