El Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, sostuvo que concuerda con el llamado del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas sobre crear una nueva Constitución política para consolidar un cambio ante las necesidades actuales.

“Me uno a este llamado que hace el ingeniero Cárdenas, es importantísimo que tengamos un nuevo texto constitucional en el país, ya no se puede vivir con reformas, ya no se puede vivir con remiendos en nuestra constitución, es indispensable una reforma Constitucional, el planteamiento de un nuevo texto constitucional en la República Mexicana”, expresó el mandatario capitalino.

En el marco del primer aniversario de la Constitución Política de la Ciudad de México, Mancera planteó que la creación de una nueva carta magna debe plasmar un proyecto de nación soberano, igualitario y democrático.

El Dato: El 5 de febrero de 2017 se promulgó la primera Constitución de la Ciudad de México. Con ésta la metrópoli ganó un lugar en la República: Mancera.
“Consolidar un cambio como el que se plantea requerirá en las condiciones actuales plasmar el proyecto de nación soberana, igualitaria y democrática en una renovada carta constitucional que tendrá que ser producto como en 1917 de un nuevo pacto social”, dijo.

Señaló el nuevo texto podría volverse un modelo como sucedió con la Constitución de la capital mexicana.

“Hoy la Ciudad de México es referente para la lucha contra el cambio climático, hoy la Ciudad de México es referente en ordenamientos jurídicos, hoy la Ciudad de México es referente en protección de derechos, es referente en muchas tareas a nivel internacional y eso se lo quiero agradecer al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, a quien siempre estaré agradecido por todo este compromiso, muchas gracias”, añadió.

Afirmó que es necesario que las autoridades federales tomen en cuenta la capital para reflexionar sobre los problemas nacionales y así poder dar soluciones.

“Hoy más que nunca es necesario que el país voltee a ver la Constitución de la Ciudad de México, reflexionar sobre los grandes problemas nacionales a fin de crear soluciones prácticas.

“No viene mal subrayar que en esta Constitución se han planteado las coaliciones de gobierno como una necesidad que debe discutirse a fin de lograr y resolver los grandes problemas que agobian en nuestro país”, sostuvo.

Indicó que la Constitución también está diseñada para hacer un cambio de régimen a un gobierno de coalición, pues desde su creación se formó con las ideas de distintas fuerzas políticas.

“Nuestra Constitución, la primera de la Ciudad de México, es punta de lanza para el cambio de régimen hacia un gobierno de coalición. En este ejercicio de pluralidad la Constitución es, no tengo ninguna duda, un parteaguas a la hora de lograr los consensos de diversos actores políticos.

“Basta el testimonio de quienes están aquí de cómo se logró que todas las fuerzas políticas ahí representadas, en el tiempo marcado por la propia Constitución alcanzaran los consensos para que llegáramos a la suscripción de todas y de todos del documento jurídico fundacional de la era moderna de esta capital” declaró Mancera.

“La Constitución la tenemos que hacer realidad nosotros, cuando participamos en sus tareas, cuando observamos sus mandatos, cuando nos convocamos a procesos electorales con espíritu democrático, cuando respetamos opiniones, creencias y la diversidad de los demás, cuando mejoramos la educación de nuestros hijos, cuando tendemos la mano a quien lo necesita, cuando privilegiamos el diálogo sobre la confrontación como un método”, subrayó.

Aspectos positivos

El Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, destacó que la Constitución local:

Posiciona como punta de lanza para el cambio de régimen hacia un gobierno de coalición.
Es un texto progresista, de avanzada, que cristaliza luchas sociales, un reflejo de la naturaleza comunitaria y del afán de anteponer siempre el interés colectivo sobre el propio.
Consolida a comunidades indígenas, niñas, niños, adultos mayores, la comunidad LGBTTTI, personas con discapacidad, derechos de alimentación, salud y deporte; así como derechos de los animales, entre otras garantías.
La ONU ha reconocido la Carta Magna como la primera a nivel mundial en incorporar de manera íntegra la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.